La Perla del Delta | El Delta
50450
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-50450,eltd-core-1.0.3,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,la perla del delta, sc)-ver-1.12, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El Delta

CULTIVAMOS LA EXCELENCIA

El delta del Ebro se adentra en el Mediterráneo como una gran ave con sus alas extendidas. El río llega a su destino final amplio y majestuoso, flanqueado por arrozales y marismas que mudan su aspecto con el paso de los meses y las estaciones. Localizado en el sur de Tarragona, este territorio de gran biodiversidad, frágil y cambiante, es hoy un destino excelente para la observación de aves, el turismo rural y las rutas fluviales y en bicicleta. Protegido como Parque Natural del Delta de l’Ebre y declarado Reserva de la Biosfera, es la segunda zona húmeda más importante de España tras el Parque Nacional de Doñana. Para descubrirla lo mejor es adentrarse sin rumbo por esta tierra dominada por el agua –lagunas, arrozales, acequias…–, siguiendo estrechas y laberínticas carreteras que llevan a todas partes, siempre con las montañas del Montsià como punto de referencia en el oeste y, por supuesto, el curso del río.

Desde la ciudad de Amposta, reconocible por su puente inspirado en el neoyorquino de Brooklyn, el Ebro penetra en el parque y discurre perezoso hasta desembocar junto a la Isla  de Buda, una reserva especialmente protegida dentro del parque, de acceso restringido y habitada por caballos traídos de la Camarga francesa que pacen entre eucaliptos centenarios. Los paseos que circulan por ambas márgenes del río descubren en un paseo en bicicleta los antiguos bosques de ribera que poblaban el territorio décadas atrás. Son más de 30 kilómetros de terreno llano, con paneles informativos y zonas de descanso.

CONOCE EL LUGAR DONDE TODO ESTO SE HACE REALIDAD